Beneficios de la práctica de la Apnea

Durante la inmersión en Apnea, el ser humano se somete a periodos de ruptura respiratoria voluntaria, de manera similar a como lo hacen los mamíferos acuáticos. Tras sumergir las vías aéreas, comienzan a producirse una sucesión de procesos encaminados a adaptar el organismo a la heterostasis provocada; dichos estímulos, si se aplican de la forma adecuada, pueden provocar efectos y adaptaciones positivas para la salud, especialmente sobre el sistema cardiorrespiratorio.

Numerosas patologías, con gran prevalencia hoy en día, tales como enfermedades cardiovasculares (Arterioesclerosis, Trombosis, Ictus), enfermedades pulmonares (EPOC) o Enfermedades Metabólicas (Diabetes)  se ven afectadas por el mal funcionamiento del sistema cardiorrespiratorio. Un mejor funcionamiento  de dicho sistema conllevaría un aumento sobre la prevención y la calidad de vida de los pacientes diana y de la población en general.

1.- Efectos Fisiológicos de la Apnea sobre el Sistema Cardiovascular

Durante la inmersión en apnea se producen ciertas alteraciones en el sistema cardiovascular, desencadenadas en gran medida por el reflejo de inmersión, como son la bradicardia y la vasoconstricción periférica. Estos procesos están encaminados a la reducción del consumo de oxígeno y la redistribución preferencial de sangre hacia el corazón, pulmones y cerebro. Tanto la bradicardia como la vasoconstricción periférica dependerán del tiempo que se permanezca sumergido, siendo inversamente proporcional al nivel de hipoxia en el organismo.

La presión arterial solo se eleva notablemente cuando la disminución de la saturación de la presión de oxígeno (SpO2) es severa, provocando la estimulación de los quimiorreceptores arteriales que producen un aumento de la presión sanguínea y bradicardia acentuada. Durante la inmersión en apnea, la PaO2 descenderá y la PaCO2 aumentará, de manera directamente proporcional a la duración de la apnea y al mayor consumo energético. La mioglobina muscular, aparte de ayudar a mantener los niveles de O2 en la circulación central, retrasa la acumulación de ácido láctico debido al menor uso del sistema energético anaeróbico. Por otro lado, los glóbulos rojos expulsados al torrente sanguíneo mediante la contracción del bazo durante la hipoxia ayudarán a la metabolización del ácido láctico.

2.- Efectos Fisiológicos de la Apnea sobre el Aparato Respiratorio

La cantidad total de oxígeno y dióxido de carbono que puede almacenar el cuerpo depende principalmente de la capacidad pulmonar y de la hemoglobina circulante en el organismo. En la Tabla 1 se puede observar una comparativa del almacén de O2, en el cuerpo, de una persona de control y de un apneísta entrenado. Gracias al aumento de O2 en los pulmones, la sangre arterial se puede re-oxigenar eficientemente, provocando una SpO2 cercana al 95-98 % incluso después de una apnea de 3 minutos.

Tal y como muestra la Tabla, los apneístas profesionales disponen de un mayor almacén de oxígeno, respecto a la persona de control, proveniente de los pulmones, hemoglobina, mioglobina muscular, tejidos y reservorio de hematíes en el bazo. Según el estudio publicados por Rahn, frente a una persona normal de 70 Kg que puede almacenar 1.996 ml (820 ml en pulmones y 880 en sangre, y resto en tejidos) se estima que un apneísta de élite, del mismo peso, es capaz de almacenar hasta 3.200 ml de oxígeno en el organismo (1.650 ml en pulmones, 1.100 ml en sangre y el resto los tejidos. Debido al entrenamiento constante en hipoxia, los apneístas son capaces de almacenar una alta cantidad de oxígeno, no solo en los pulmones, sino también en la sangre circulante.

Apnea

Tabla 1. Comparativa del almacén de O2, en el cuerpo, de un sujeto de control vs. un apneísta de élite. Los datos e interpretación de la tabla fueron obtenidos de los estudios de Schagatay y Rahn.

3.- Adaptaciones sobre el rendimiento deportivo

El entrenamiento en apnea voluntaria puede contribuir a mejorar el rendimiento deportivo. Los resultados mostrados tras la realización de un entrenamiento programado de Apnea Deportiva han demostrado reducir la acidosis en la sangre, el estrés oxidativo y la tasa metabólica basal, además de producir un aumento del hematocrito y de los volúmenes pulmonares. Los resultados sugieren que el entrenamiento de la apnea puede ser una alternativa eficaz para incrementar el rendimiento aeróbico y / o anaeróbico.

Efectos de la apnea sobre la salud

Funcionalidad del aparato respiratorio y resistencia a la fatiga muscular

Existe una correlación positiva entre el entrenamiento en apnea y el aumento de la Capacidad Vital (CV). Este aumento se calcula de aproximadamente dos litros superior en favor de un apneísta entrenado sobre un sujeto control, para una misma estatura y edad. Durante el ejercicio físico se produce un aumento del volumen corriente que en los enfermos respiratorios de carácter obstructivo, da lugar al aumento del espacio muerto derivando en la consiguiente hipercapnia por esfuerzo y favoreciendo la hiperinsuflación dinámica. Además se incrementa la resistencia de las vías aéreas por lo que los músculos respiratorios deben superar esa carga con el añadido de encontrarse en una situación de desventaja mecánica a consecuencia de los cambios en la relación longitud-tensión que sufre la caja torácica a consecuencia de la hiperinsuflación.

El entrenamiento de apnea produce una resistencia a la fatiga muscular respiratoria durante el ejercicio prolongado o de alta intensidad; lo que podría ser una buena alternativa de tratamiento para mejorar el rendimiento de los músculos respiratorios en pacientes con afecciones respiratorias. Los deportistas involucrados en programa de entrenamiento en apnea de larga duración presentan una acidosis sanguínea y un estrés oxidativo menores tras la realización de una apnea o de un esfuerzo físico; imitando así las respuestas de los mamíferos acuáticos.

Según un estudio de Lemaitre del 2009, después de un programa de entrenamiento de apnea de 3 meses, el volumen espiratorio forzado en el primer segundo (VEMS) fue mayor (4,85 ± 0,78 vs. 4,94 ± 0,81 L, p <0,05), con incrementos concomitantes en la absorción máxima de oxígeno, la saturación arterial de oxígeno y los valores del punto de compensación respiratoria durante una prueba incremental. Lo cual nos lleva a pensar que los pacientes con patologías respiratorias de carácter obstructivo, como puede la EPOC, pueden llegar a beneficiarse de estos efectos debido a la hiperinsuflacion dinámica que padecen.

Aumento del trofismo a medio/ largo plazo

El entrenamiento extensivo en apnea voluntaria (por ejemplo, 6 días a la semana durante 6 meses), está asociado al aumento de la volemia con aumento paralelo del hematocrito y de la mioglobina muscular. Bruijn, en su estudio, mostró como apneístas de élite poseían unos niveles de hemoglobina en reposo superiores a esquiadores de élite.

Aumento de la resistencia a la hipoxia

En una situación de hipoxia, el bazo – con un almacén de unos 250 ml de sangre y con un 80% de hematocrito – se contrae, incorporando hematíes extras en el sistema circulatorio produciéndose un aumento de la concentración de oxígeno entre el 2.8 y el 9.6% y un incremento paralelo de la capacidad de almacenamiento del CO2. Angelica y Schagatay en 2011, analizaron la influencia del bazo sobre el rendimiento en apnea, informando de que el bazo de los apneístas puede liberar hasta 600 ml – comparados con los 100 ml de una persona normal.

Efectos adicionales de la Apnea en condiciones Hiperbáricas

Como consecuencia del aumento de la presión ambiental ejercida en la Cámara Hiperbárica se produce una serie de adaptaciones extras durante el entrenamiento en apnea:

  • Mejora del retorno venoso debido a la vasoconstricción periférica que produce una redistribución de la sangre desde la periferia al tronco.
  • Aumenta el gasto cardiaco entorno al 30% (durante la recuperaciones de las apneas), lo cual puede ser utilizado como entrenamiento cardiovascular (tomar con cautela en insuficiencias cardiaca)
  • Aumenta el trabajo respiratorio por aumento de la presión en el tórax y por aumento de la circulación de sangre venosa en la cavidad torácica. Esto provoca un aumento del trabajo total respiratorio entorno al 60%. Este tipo de tratamientos estarían indicados en pacientes con debilidad muscular respiratoria (fibrosis quística).
  • Aumenta la producción de orina y la excreción de sodio y potasio por la orina. Indicado en: hipervolemia, hipertensión o edema periférico.

Autor: Dr. Francisco de Asís Fernández
Profesor Centro Universitario La Salle 

Si quiere conocer las patologías que pueden beneficiarse de una terapia con oxígeno hiperbárico y que actualmente están reconocidas por el European Commitee for Hyperbaric Medicine (ECHM) pulse el botón Indicaciones de la Oxigenoterapia Hiperbárica. Gracias

INDICACIONES DE LA OXIGENOTERAPIA HIPERBÁRICA

Bibilografía: Breskovic T. Cardiovascular changes during underwater static and dynamic breath-hold dives in trained divers. J Appl Physiol. 2011; 3: 673-678. Bruijn R. Increased erythropoietin concentration after repeated apneas in humans. Eur J Appl Physiol. 2008; 5: 609-613. Fernández FA. Periodization of Apnea Training. Doctoral thesis, University of Castilla-la Mancha, Toledo, 2015. Ferrigno M. Cardiovascular changes during deep breath-hold dives in a pressure chamber. J Appl Physiol. 1997; 4: 1282-1290. Lindholm, P. and C.E. Lundgren, The physiology and pathophysiology of human breath-hold diving. J Appl Physiol, 2009. 106(1): p. 284-92. Rahn H. Oxygen stores of man. Oxygen in the animal organism. New York: Dickens & Neil;1964. Schagatay E, Richardson M, Lodin-Sundström A. Size matters: spleen and lung volumes predict performance in human apneic divers. Front Physiol. 2012; 3: 173.

2017-07-27T13:20:24+00:00

Leave A Comment